“Acuérdate de guardar el día de descanso al mantenerlo santo”. Éxodo 20:8 (NTV)

Muchas personas no ven el valor de descansar lo suficiente. Pero Dios sabe que, sin el descanso adecuado, tendrás dificultades para ser quien Él quiere que seas.

El descanso es tan importante para Dios que incluso lo puso en los Diez Mandamientos: “Acuérdate de guardar el día de descanso al mantenerlo santo. Tienes seis días en la semana para hacer tu trabajo habitual, pero el séptimo día es un día de descanso y está dedicado al Señor tu Dios. Ese día, ningún miembro de tu casa hará trabajo alguno. Esto se refiere a ti, a tus hijos e hijas, a tus siervos y siervas, a tus animales y también incluye a los extranjeros que vivan entre ustedes” Éxodo 20:8-10 (NTV).

Cuando trabajas ansiosamente desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche, te agotarás, y eso no es lo que Dios quiere para ti. Quiere que descanses lo suficiente.

En 1 Reyes, el profeta Elías necesitaba un descanso serio después de una confrontación con 450 profetas paganos del dios falso Baal. El rey Acab y la reina Jezabel estaban guiando a la nación de Israel a seguir a estos dioses. En un momento dramático ante todo Israel, Elías le pidió a Dios que hiciera descender fuego para consumir un sacrificio y así demostrar que él era el único Dios verdadero.

Dios envió el fuego, pero la experiencia dejó a Elías emocional y físicamente agotado. Luego escuchó que la reina planeaba asesinarlo, así que huyó y se escondió en una cueva. Elías se desanimó y se deprimió tanto que le pidió a Dios que terminara con su vida.

¿Cuál fue la solución de Dios a la depresión de Elías? Dios le dio comida y luego lo dejó dormir. Entonces Dios lo despertó, lo alimentó un poco más y lo mandó a dormir de nuevo. Elías comió y durmió, comió y durmió.

Tal vez ese sería un buen modelo para seguir en este momento.

Cuando pasé por una temporada de depresión después de comenzar la Iglesia Saddleback, manejaba hasta la playa todos los sábados por la tarde y miraba las olas durante un par de horas. Me calmó y me ayudó a combatir mi fatiga, frustración y temor.

Me di cuenta de que la marea baja, pero siempre vuelve a subir. Cuando baja la marea, la playa revela todo tipo de chatarra y madera flotante. La orilla no se ve muy bien cuando la marea está baja. Pero la marea siempre vuelve a subir.

Si hoy, estás tan cansado, tan fatigado que apenas aguantas, no te rindas. La marea volverá a subir.

Tómate un tiempo para descansar y recordar: “¿Acaso nunca han oído? ¿Nunca han entendido? El Señor es el Dios eterno, el Creador de toda la tierra. Él nunca se debilita ni se cansa; nadie puede medir la profundidad de su entendimiento. Él da poder a los indefensos y fortaleza a los débiles” Isaías 40:28-29 (NTV).

Reflexiona sobre esto:

  • Piensa en un momento en que los simples actos de comer y dormir lo ayudaron mucho en una temporada de fatiga o depresión. ¿Qué diferencia notable hicieron?
  • ¿Tienes un lugar donde vas a descansar y orar? Si no, ¿adónde podrías ir que sea pacífico y tranquilizador?
  • ¿Qué significa reclamar las promesas de Dios como Isaías 40:28-29? ¿Cómo puedes hacer eso esta semana?

Tú puedes encontrar descanso en Jesús hoy

Jesús dice en Mateo 11:28-29: “Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso. Pónganse mi yugo. Déjenme enseñarles, porque yo soy humilde y tierno de corazón, y encontrarán descanso para el alma.” (NTV).

La mayor fuente de estrés es tratar de vivir tu vida desconectado de Jesucristo. Si estás desconectado de Dios, es como estar desconectado: no hay poder en tu vida.

Entonces, ¿cómo puedes conectarte con Dios? Jesús dice que vengas a Él y le des tu vida. Si estás listo para eso, puedes orar esto ahora mismo:

“Jesús, hay mucho estrés en mi vida hoy. Quiero dártelo todo. Quiero que estés a cargo de cada área de mi vida. Quiero entregarte todas mis preocupaciones y planes, toda mi vida, y hacerte el Señor de mi vida. Sé que esta es la única manera de encontrar realmente descanso y vivir el propósito que tienes para mí.

“Dios, sé que me amas y has hecho posible que pase la eternidad contigo. Confieso que he pecado contra ti y he vivido de acuerdo con mis propios deseos egoístas, y te pido perdón. Gracias por enviar a Jesús a pagar por mis pecados muriendo en mi lugar y haciéndome aceptable para ti. Gracias por ofrecerme un nuevo comienzo y una relación contigo. Oro todo esto en el nombre de Jesús. Amén”.

Si hiciste esta oración por favor déjame saber, enviándome un mensaje a nuevocomienzo@pastorrick.com.  Nuestro equipo de Esperanza Diaria te enviará unos materiales sobre cómo empezar tu caminar con Jesús.
Si quieres aprender más acerca de CÓMO SEGUIR A CRISTO mira este VIDEO. O puedes descargar este PDF donde aprenderás CÓMO PUEDES CONOCER A DIOS PERSONALMENTE.
Todos nuestros enlaces de Esperanza Diaria AQUÍ.
Rick Warren

Leave a Comment
Share
Published by
Rick Warren

Recent Posts

El Cambio Requiere Comunidad

"Así como nuestro cuerpo tiene muchas partes y cada parte tiene una función específica, el…

20 hours ago

To Get More Passionate, Get Closer to God

God gave you a heart, and he has placed in you passions, desires, and dreams.…

20 hours ago

God’s Gift For You

God's Gift For You When you put your faith in Jesus, you spiritually step across…

1 day ago

Sólo puedes Dirigir lo que puedes Medir

“Ninguno se crea mejor de lo que realmente es. Sean realistas al evaluarse a ustedes…

2 days ago

Four Ways to Use Your Spiritual Gifts

God has given spiritual gifts to every single follower of Jesus. How do you start…

2 days ago

Quítate lo Viejo, y Ponte lo Nuevo

“Con respecto a la vida que antes llevaban, se les enseñó que debían quitarse el…

3 days ago