No tienes que Demostrar cuanto Vales

 

“¿Acaso puede una madre olvidar o dejar de amar a su hijo? Y aunque ella lo olvidara, yo no me olvidaré de ti. Yo te llevo grabada como un tatuaje en mis manos” (Isaías 49:15-16 TLA).

Cuando te encuentras lleno de trabajo, necesitas recordar tu valor ante Dios.

Esto es exactamente lo opuesto a basar tu valor en tu trabajo, tu carrera, o tu role de tiempo completo. Es contra cultural y puede requerir un gran cambio de pensamiento, especialmente si una vocecita en tu cabeza sigue diciendo: “Tienes que probar que eres valioso”.

No tienes que probar tu valor. Dios dice que ya eres extremadamente valioso. Nunca serás más valioso para Dios de lo que eres justo ahora. Nunca serás menos valioso para Dios de lo que eres ahora.

¿Qué tan valioso eres? Tu Padre Celestial te creó. Jesús murió por ti. Si eres un seguidor de Cristo, el Espíritu Santo vive en ti.

Dios no creó nada sin un propósito o intensión. El hecho de que estés vivo significa que Dios te ama y te quiere vivo. Eres invaluable. Eres una obra maestra.

No es lo que haces lo que te da valor sino a quién perteneces.

Dios te creó, y te ama. Él te hizo justo de la forma que quiso que fueras. ¡No tienes que intentar ser alguien más!

¿Sabías que Dios tiene un tatuaje tuyo? Isaías 49:15-16 dice, “¿Acaso puede una madre olvidar o dejar de amar a su hijo? Y aunque ella lo olvidara, yo no me olvidaré de ti. Yo te llevo grabada como un tatuaje en mis manos” (TLA)

¿Eres perfecto? Absolutamente no. ¿Estás roto? Si. ¿Eres un pecador? Si. Pero ¿tienes un valor infinito? Si. Y eres profundamente amado por Dios.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿A quién has estado intentando probar quién eres? ¿Por qué?
  • Si no es suficiente para ti saber y descansar en tu valor para Dios, ¿Por qué crees que es así?
  • ¿Cómo cambiaría tu experiencia trabajando si solo intentaras complacer a Dios con tu trabajo y no a nadie más?


Give hope, prayer, and encouragement below. Post a comment & talk about it.