No te Rindas cuando los Tiempos se pongan Difíciles

“Es por esto que nunca nos damos por vencidos. Aunque nuestro cuerpo está muriéndose, nuestro espíritu va renovándose cada día. Pues nuestras dificultades actuales son pequeñas y no durarán mucho tiempo. Sin embargo, ¡nos producen una gloria que durará para siempre y que es de mucho más peso que las dificultades! Así que no miramos las dificultades que ahora vemos; en cambio, fijamos nuestra vista en cosas que no pueden verse. Pues las cosas que ahora podemos ver pronto se habrán ido, pero las cosas que no podemos ver permanecerán para siempre”. 2 Corintios 4:16-18 (NTV)

¿Por qué pasan cosas malas a las personas buenas? ¿Por qué tenemos que sufrir? ¿Por qué la vida es tan difícil a veces?

Es difícil entenderlo, Dios puede usar tu dolor para Su propósito. No te sorprendas si Él está usando los tiempos difíciles en tu vida para fortalecer tu fidelidad.

Las personas fieles se mantienen cuando otras personas eligen rendirse. Las personas fieles son diligentes y están determinadas. Ellas son persistentes. Ellas cambian su perspectiva y enfoque hacia las promesas de Dios en Su Palabra.

En 2 Corintios 4, Pablo dice que necesitas la perspectiva correcta cuando pasas por un problema. Si quieres persistir, no mires al problema temporal. Mira a la recompensa a largo plazo. No mires al dolor temporal; mira la ganancia a largo plazo. No te enfoques en el corto tiempo, “¿Qué está pasando conmigo ahora?” en vez de eso, mira al carácter que estás construyendo porque no te has rendido. Te estás manteniendo.

Dios está más interesado en lo que te estás convirtiendo que en lo que logras.

Si estás enfrentando tiempos difíciles justo ahora, te reto a escribir este versículo en una tarjeta y memorizarlo: “Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos” Gálatas 6:9 (NTV).

Oro para que te animes a continuar. Dios está trabajando en ti y para ti, en el tiempo justo y de las formas correctas. ¡Serás recompensado por tu fidelidad!

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuál es una ganancia a largo plazo para aquellos que son fieles a Dios y Su Palabra?
  • ¿Estás animado por el hecho de saber que Dios está trabajando todavía en tu sufrimiento? ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Cuáles son algunas otras promesas en la Biblia que te pueden ayudar a persistir en tiempos difíciles?
Te invitamos a ESCUCHAR el mensaje de hoy en NUESTRA NUEVA PAGINA WEB.


Comparte Esperanza Diaria con tus amigos.