Cuatro Razones por las que no Deberías Preocuparte

“No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?”.  Mateo 6:25 (NVI)

La preocupación es esencialmente una cuestión de control, es tratar de controlar lo incontrolable, no podemos controlar la economía, pero nos preocupamos por ella, no podemos controlar a nuestros hijos, pero nos preocupamos por ellos, no podemos controlar el futuro, pero nos preocupamos por él. ¡Preocuparse nunca soluciona nada! Es como amasar sin hornear.

En el sermón del Monte, Jesús nos dio cuatro razones del porqué no tienes que preocuparte.

  1. Preocuparse no es razonable.
    Mateo 6:25 dice, “No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?” (NVI).

    Jesús está diciendo, si no va a durar, no te preocupes por eso. Preocuparse por algo que se puede cambiar es estúpido. Preocuparse por algo que no puedes cambiar es inútil. De cualquier manera, el preocuparse no es razonable.

  2. La preocupación es antinatural.
    Jesús nos da un ejemplo de la naturaleza en Mateo 6:26, “Miren los pájaros. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque el Padre celestial los alimenta. ¿Y no son ustedes para él mucho más valiosos que ellos?” (NTV).

    Sólo hay algo que vive preocupado en toda la creación de Dios: el ser humano. Somos los únicos en la creación de Dios que no confiamos en Él y Dios dice que eso es antinatural.

  1. La preocupación es inútil.
    El preocuparse no cambia nada. Mateo 6:27 dice: “¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida?” Cuando te preocupas acerca de un problema, eso no te llevará ni un centímetro más cerca a la solución. Es como estar sentado en una mecedora —mucha actividad, energía y movimiento, pero no hay progreso. La preocupación no cambia nada, excepto a ti. ¡Te hace miserable!
  1. La preocupación es innecesaria.
    Mateo 6:30 dice:Si Dios cuida de manera tan maravillosa a las flores silvestres que hoy están y mañana se echan al fuego, tengan por seguro que cuidará de ustedes. ¿Por qué tienen tan poca fe?” (NTV). Si confías en Dios, no hay necesidad de preocuparse. ¿Por qué? Porque Él te ha prometido cuidar de todas tus necesidades: “Y este mismo Dios quien me cuida suplirá todo lo que necesiten, de las gloriosas riquezas que nos ha dado por medio de Cristo Jesús” Filipenses 4:19 (NTV).

    ¿Eso incluye las deudas? Sí. ¿Eso incluye conflictos relacionales? Sí. ¿Eso incluye tus sueños, metas y ambiciones? Sí. ¿Eso incluye los problemas de salud que no sabes qué hacer con ellos? Sí. Dios va a satisfacer todas sus necesidades en Cristo.

    No te preocupes.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuáles son tus preocupaciones de siempre?
  • Piensa en algo en que has estado preocupado. ¿Podrías hacer otra cosa en vez de preocuparte al respecto?
  • ¿Cómo crees que la oración ayuda a evitar la preocupación?


Comparte Esperanza Diaria con tus amigos.