Confronta con la Verdad, Afirma con Amor

Una palabra amable trae alegría  Proverbios 12:25b (TLA)

Una relación fuerte y saludable siempre está basada en dos pilares: Confrontar con la verdad y afirmar con amor. Si solo tienes uno de estos pilares en tu relación, no va a durar. ¡En cualquier momento se derrumbará!

La verdad te hará libre, pero primero te hará miserable. Si te llamo hoy y te digo, “Vamos a tomar un café. Quiero indicarte algunas áreas en tu vida que debes cambiar”. no vas a estar agradecido conmigo por ello, y dirás: “¿quién te crees que eres?”, tendrás resentimiento, rebelión, resistencia y obstinación. Te sentirás miserable, porque cuando compartes la verdad, duele al principio. Algunas veces en una cirugía se tiene que cortar un cáncer para que un cuerpo pueda sanar.

Cuando estás teniendo una conversación a cerca de hablar la verdad en amor con alguien, comienzas y terminas con una nota positiva, y afirmas estas tres cosas:

  1. Afirma que amas y te preocupas por esa persona.
  2. Afirma que orarás y ayudarás a esa persona.
  3. Afirma que crees que esa persona puede cambiar.

Pablo hizo esto en 1ª y 2ª de Corintios. En ambos libros, él comienza y termina con afirmación. Por ejemplo: Pablo comienza su primera carta diciendo, “siempre doy gracias a Dios por ustedes” y al final del libro dice, “mi amor en Cristo Jesús esté en todos vosotros”. En el medio, él está tratando con unas verdades muy duras. Comienza y termina con una nota positiva, pero también incluye una afirmación como esta en medio de su segunda carta: “Tienen toda mi confianza, y estoy muy orgulloso de ustedes”  2 Corintios 7:4a (NTV).

Observa que Pablo usó la palabra “y” nunca debes usar la palabra “pero” en una confrontación. En el momento que lo haces, sin importar lo que digas antes o después, será ignorado e invalidado: “Creo que eres una gran persona, pero…” “Hemos sido amigos por un largo tiempo, pero…” en lugar de eso, usa la palabra “y”. “Eres una gran persona, y creo que puedes ser mejor”. “Hemos tenido una gran relación, y creo que hay algunas cosas en las que debemos trabajar”. Eso es lo que significa afirmar a alguien.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuáles son algunas formas prácticas en las que puedes planear lo que vas a decir cuando confrontas a alguien?
  • ¿Cómo ha usado alguien la afirmación cuando te han corregido en el pasado? ¿Cómo te hizo sentir?
  • ¿Por qué a veces la verdad duele?


Comparte Esperanza Diaria con tus amigos.