Aprovecha toda Oportunidad para mostrar Bondad

“No dejes de hacer el bien a todo el que lo merece, cuando esté a tu alcance ayudarlos. Si puedes ayudar a tu prójimo hoy, no le digas: ‘Vuelve mañana y entonces te ayudaré”.  Proverbios 3:27-28 (NTV)  

Hemos estado viendo lecciones sobre la bondad de la historia del buen samaritano en la Biblia. En primer lugar, el buen samaritano abrió los ojos para ver la necesidad a su alrededor. Entonces, escuchó el dolor del hombre herido y simpatizó con él.

Después, vemos que el buen samaritano aprovechó la oportunidad: “Se le acercó y le alivió las heridas con vino y aceite de oliva, y se las vendó”  Lucas 10:34a (NTV). No esperó. No tardó. Él no lo postergó. Hizo lo que pudo en el momento en que vio la necesidad.

El amor es algo que haces. El amor no sólo dice, “me siento triste por este hombre, ¿no es una pena? ¿no es eso muy malo?” El amor aprovecha el momento.

El buen samaritano hizo varias cosas en ese momento: algunas traducciones dicen “se inclinó”. En otras palabras, él se puso al nivel del hombre. Él no pretendió ser superior, ni lo subestimó al hablarle.

En segundo lugar, usó lo que tenía. Él limpio las heridas del hombre con el vino y el aceite. ¿Por qué? Eso era lo que tenía, el vino funcionó porque es alcohol. Es un antiséptico. El aceite funcionó bien porque sería un calmante para las heridas del hombre.

Después dice que el buen samaritano vendó al hombre. ¿Dónde consiguió las vendas? Este hombre no era un médico. No tenía un equipo de primeros auxilios. Y el hombre había sido despojado de sus ropas, así que no tenía ropa. Los vendajes fueron las ropas del Samaritano.

El buen samaritano hizo lo que pudo con lo que tenía en ese momento. Dice Proverbios 3:27-28, “No dejes de hacer el bien a todo el que lo merece, cuando esté a tu alcance ayudarlos. Si puedes ayudar a tu prójimo hoy, no le digas: ‘Vuelve mañana y entonces te ayudaré” (NTV).

El mundo está lleno de heridos. ¿Te has preguntado cuánta gente que camina cerca de ti está herida? Quizás no están heridos físicamente, pero están heridos emocionalmente. Están heridos espiritualmente. Están heridos financieramente. Y necesitan tu amor. Necesitan tu bondad.

No esperes mejores condiciones. No esperes hasta que sea más conveniente. No pospongas lo que ya sabes que debes hacer por alguien hoy mismo. Dios estará contigo cuando aprovechas el momento.

Reflexiona sobre esto:

  • Reflexiona sobre tu agenda. ¿Qué puede haber en tu agenda que te impide ser capaz de aprovechar las oportunidades para mostrar bondad?
  • Piensa en alguien en tu vida que sabes que está lastimada. ¿Qué puedes hacer hoy para mostrarle bondad a esa persona?


Comparte Esperanza Diaria con tus amigos.