Tres Pasos para Tomar Decisiones Sabias

“Necio es el que confía en sí mismo; el que actúa con sabiduría se pone a salvo” (Proverbios 28:26 NVI).

Tendemos a tomar decisiones de forma frívola, pero la Biblia nos da un plan funcional y simple sobre cómo manejar las cosas de manera diferente. Ya sea acerca de carrera, matrimonio, finanzas, salud, hijos o el futuro, aquí hay tres principios de la Palabra de Dios para tomar decisiones sabias.

  1. Ora por dirección.
    Antes de que hagas nada, busca la perspectiva de Dios sobre el tema. Proverbios 28:26 dice “Necio es el que confía en sí mismo; el que actúa con sabiduría se pone a salvo” (NVI).

    ¿Alguna vez has hecho una decisión tonta que pensaste que era lo mejor que se podía hacer en ese momento? Todos tenemos impresiones, pero solo son eso –impresiones. No vienen de Dios. Vienen de lo que comiste anoche o solo ideas que aparecen en tu mente. Necesitas algo mayor que la simple intuición, el sentimiento visceral, o “Yo pienso”. Necesitas la verdad absoluta en la cual basar tus decisiones. Necesitas la guía de Dios, y la obtienes orando y pidiendo a Dios por ella.

  2. Estudia los hechos.
    De acuerdo con el departamento del trabajo, el noventa por ciento de todos los nuevos negocios fallan dentro del primer año, y de los que quedan, el noventa por ciento fallan dentro de los siguientes cinco años. ¿Por qué? Esos negocios están basados en lo que yo llamo entusiasmo irracional. Tienen una gran idea, pero no estudian los hechos antes de tomar las decisiones.

    No hay contradicción entre la fe y el hecho, y es sabio investigar todo lo que puedas antes de tomar una decisión. La Biblia dice en proverbios 13:16 “El sabio piensa bien lo que hace; el tonto deja ver su estupidez” (TLA). Y en Proverbios 18:13 “Precipitarse a responder antes de escuchar los hechos es a la vez necio y vergonzoso” (NTV).

  3. Pide consejo.
    Habla con alguien que haya tomado una decisión similar. Habla con amigos que conozcan tus debilidades. ¡Aprende a pedir un consejo! Proverbios 24:6 dice, “Quien quiera pelear, primero debe pensar; quien quiera ganar, debe saber escuchar.” (TLA).

    Es sabio aprender de la experiencia, pero es más sabio aprender de la experiencia de otros. No tienes el tiempo para aprender todo de la experiencia personal. No tienes el tiempo de cometer todos los errores en la vida. La vida es demasiado corta para aprender todo por prueba y error. Pero puedes aprender de los éxitos de otros, y puedes aprender de las fallas de otros.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuál de los tres pasos del devocional de hoy es el que te saltas cuando tomas una decisión? ¿Por qué?
  • ¿Qué amigos en tu vida conocen tus debilidades mejor y no tienen miedo de decírtelo?
  • Piensa sobre una gran decisión que has tomado recientemente. ¿Cómo sabes si tu impresión vino de Dios y no solo es tuya?


Give hope, prayer, and encouragement below. Post a comment & talk about it.