Quítate lo Viejo y Ponte lo Nuevo

“En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes. Pónganse la nueva naturaleza, creada para ser a la semejanza de Dios, quien es verdaderamente justo y santo”. Efesios 4:23-24 (NTV)

Si quieres tener un cambio duradero en tu vida, tienes que empezar con tu cuerpo, y eso incluye tu forma de pensar para que honres a Dios a través de las cosas que piensas y permites en tu mente.

Efesios 4:23-24 dice, “En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes. Pónganse la nueva naturaleza, creada para ser a la semejanza de Dios, quien es verdaderamente justo y santo” (NTV).

Date cuenta de que hay un quitarse y un ponerse. Tu salud realmente se resume en detener algo que vienes haciendo y empezar algo que tienes que hacer. Deja de poner cosas negativas e hirientes en tu cuerpo, y comienza a ponerte cosas que edifican.

Deja de poner cosas negativas e hirientes en tu mente, y comienza a observar y escuchar las cosas de Jesús que te edifican y te hacen más como Él. En la renovación de tu mente, tienes que quitar, antes de poder poner.

Digamos que vas a una tienda a buscar un abrigo nuevo. Tomas uno y entras con él a un probador. Si ya estás usando un abrigo, no entras ahí y te pones el abrigo nuevo sobre tu viejo abrigo. Eso no sería sabio, ¡pues no vas a saber si te queda! Lo que tiene sentido es que te quites el abrigo viejo antes de ponerte el nuevo.

Eso es verdad espiritualmente, emocionalmente y mentalmente, también. Te tienes que quitar lo viejo antes de ponerte lo nuevo.

Reflexiona sobre esto: 

  • ¿Qué cosas necesitas quitar de tu vida, mente y cuerpo?
  • ¿Qué cosas nuevas necesitas para llenar tu mente y cuerpo? ¿Qué hábitos nuevos tendrás que desarrollar para lograr eso?
  • ¿De qué formas deseas ser más como Dios en “verdadera rectitud y santidad”?


Comparte Esperanza Diaria con tus amigos.