El Espíritu de Dios está Trabajando en Ti

“Dios trabaja en ustedes y les da el deseo y el poder para que hagan lo que a él le agrada”.  Filipenses 2:13 (NTV)

El trabajo del Espíritu Santo es crear en ti, un carácter parecido al de Cristo.

La Biblia dice, “El Señor… nos hace más y más parecidos a él a medida que somos transformados a su gloriosa imagen” 2 corintios 3:18b  (NTV). A este proceso de cambiarnos para ser más como Jesús se le llama santificación.

No puedes reproducir el carácter de Jesús por tu cuenta. Los propósitos de año nuevo, la voluntad, y las mejores intenciones no son suficientes. Sólo el Espíritu Santo tiene el poder de hacer los cambios que Dios quiere hacer en nuestras vidas. La Biblia dice, “Dios trabaja en ustedes y les da el deseo y el poder para que hagan lo que a él le agrada” Filipenses 2:13 (NTV).

Menciona “El poder del Espíritu Santo”, y muchas personas creen en demostraciones milagrosas y emociones intensas. Pero la mayoría del tiempo el poder del Espíritu Santo es derramado en tu vida de forma silenciosa, de forma modesta, que ni siquiera estás al pendiente o sientes. Él a menudo nos toca con “un suave murmullo” 1 Reyes 19:12b (NVI).

La semejanza a Cristo no es producida por imitación sino por Cristo viviendo en nosotros. Le permitimos a Cristo vivir a través de nosotros. “Y el secreto es: Cristo vive en ustedes” Colosenses 1:27 (NTV).

¿Cómo pasa esto en la vida real? A través de las elecciones que hacemos. Elegimos hacer lo correcto en todas las situaciones y entonces confiamos en el Espíritu de Dios para que nos dé su poder, amor, fe y sabiduría para hacerlo. Debido a que el Espíritu de Dios vive en nosotros, esos dones están siempre disponibles para que los pidamos. 

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Por qué crees que Dios te permite elegir si respondes o no al movimiento del Espíritu Santo en tu vida?
  • Si el Espíritu Santo a menudo trabaja de forma discreta, de forma modesta, ¿qué puedes hacer para ser más consciente de Su trabajo en tu vida?
  • Pídele a Dios que te dé una nueva conciencia del Espíritu Santo y que Él trabaje en ti y te haga más como Jesús. Pídele que te quite el miedo y te dé valor para cumplir tu propósito por medio del poder del Espíritu de Dios en ti.

Comparte Esperanza Diaria con tus amigos.