Dios quiere Salvarte, no Regañarte

Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él”. Juan 3:17 (NVI)

El conocimiento de Dios te va cambiar toda la perspectiva de la vida. Dejarás de pensar que Dios es alguien que desde el cielo mira hacia abajo listo para gritar, “te atrapé”, cada vez que te equivoques.

Dios quiere que seas exitoso en la vida. Él te ha creado para un propósito y Él quiere que tengas éxito. Dios, nuestro Creador, es el que medirá tus éxitos en la vida, nadie más.

¡Esta es una noticia extremadamente buena!

Esto significa que no tienes por qué tener miedo a Dios, porque Dios está de tu parte. Sin embargo algunas personas le tienen tanto miedo a Dios, que se ponen nerviosas con tan solo hablar de Él. ¿Sabes por qué? Ellos se siente culpables, y piensan, “Si me acerco a Dios, Él me va a regañar. Él hará que recuerde todas las cosas que he hecho mal y entonces me voy a sentir peor”.

Mira la verdad de Dios en Juan 3:17:Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él”. En efecto, Jesús está diciendo, “No he venido a regañarte. Yo he venido a salvarte”.

Jesús vino a salvarnos, no a asustarnos.

De hecho, cuando Dios envió un mensaje a las personas en la Biblia, no era extraño que las primeras palabras fueran: “No tengas miedo”.  Hay 365 mensajes de Dios en la Biblia que empiezan con la frase, “No temas”. En otras palabras, cada día del año tú puedes leer un mensaje de Dios que dice, “no tienes que tener miedo. Estoy de tu parte; estoy contigo, te amo”.

¿Cómo cambiaría tu vida si constantemente pensaras que Dios está de tu parte?  ¡Pídele a Dios que te ayude en tu incredulidad!

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué conceptos erróneos de Dios tienen las personas que sienten miedo?
  • ¿Cómo usa Dios la disciplina para nuestro bien?
  • Aprendiste que Dios quiere que tengas éxito, entonces ¿cómo piensas que Dios te va a ayudar a ser exitoso?


Comparte Esperanza Diaria con tus amigos.