Cuando Ores por Alivio, Adora Primero

“Josafat se puso de pie ante la comunidad … y oró”. 2 Crónicas 20:5-6 (NTV)

La vida tiene momentos en los que te sientes como si estuvieras en una situación imposible, cuando sientes que estás siendo atacado por todos lados. Eso fue lo que le sucedió al rey Josafat de Israel, quien oró a Dios cuando se enfrentó a ejércitos de tres naciones diferentes. Para atravesar esos momentos, debes aprender a orar como lo hizo Josafat y así obtener alivio.

Josafat hizo tres cosas en 2 Crónicas 20 que tú también puedes hacer:

Enfócate en Dios. Incluso cuando tu problema se avecina, enfócate en el carácter y las promesas de Dios. Josafat oró: “Dios, eres más grande que todas las naciones. Eres más grande que cualquier cosa que pueda enfrentar”. Tus problemas pueden ser demasiado grandes para que los manejes, pero nunca serán demasiado grandes para Dios. Cambia tu perspectiva cambiando tu enfoque.

Recuerda la fidelidad de Dios en el pasado. Josafat recordó todas las formas en que Dios había trabajado en el pasado de Israel. Recordar la fidelidad de Dios en el pasado te ayudará a confiar en Él para el futuro. Necesitas recordar las veces que Dios ha trabajado poderosamente en tu vida.

Pide la ayuda de Dios. Josafat esencialmente oró: “Mis problemas no son demasiado difíciles para ti, Dios. Nos has ayudado en el pasado. ¡Por favor, hazlo de nuevo!” Dios te ama y se preocupa por tus problemas.

La oración de Josafat se basa en tres preguntas: “¿No eres Dios?”, “¿No nos ayudaste en el pasado?” y “¿No volverás a hacerlo?”.

Cuando estás abrumado, necesitas la ayuda de Dios. Pero es importante entender que tu padre no es una máquina expendedora que te da lo que quieras solo porque has depositado algunas oraciones. Dios quiere tu adoración primero. Adoras cuando te enfocas en Él y le agradeces por su fidelidad. Luego oras y pides su ayuda.

Josafat fue fiel en adorar al Señor y pedirle ayuda, y Dios lo libró de sus enemigos. Dios hará lo mismo por ti.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿De qué manera, al recordar que Dios es más grande que tus problemas, cambia tu perspectiva sobre una situación difícil que estás enfrentando?
  • ¿Qué significa orar con expectativa? ¿Cómo te ayudan las tres preguntas sobre Dios al orar de esta manera?
  • ¿Cuál sería una respuesta saludable y sabía, si Dios no responde a tus oraciones de alivio cuando o cómo pensaste que lo haría?
Te invitamos a ESCUCHAR el mensaje de hoy en NUESTRA NUEVA PAGINA WEB.


Comparte Esperanza Diaria con tus amigos.