Connect with Pastor Rick Warren

En Tiempos Difíciles, lo más Importante es lo que pasa en Ti

“Pablo les advirtió al centurión y a los soldados: «Si esos no se quedan en el barco, no podrán salvarse ustedes.” Hechos 27:31 (NVI)

La Vida no es justa. Tendrás problemas, dificultades y heridas que te harán ser mejor o amargarte. O crecerás o te darás por vencido. Serás lo que Dios quiere que seas o se endurecerá tu corazón. Tendrás que decidir cómo vas a responder en los tiempos difíciles en tu vida. ¿Cómo lo vas a manejar?

Cuando pasas por esos tiempos difíciles, lo que te pasa a ti, no se acerca a la importancia de lo que pasa en ti. Eso es lo que llevarás a la eternidad –no las circunstancias, sino tu carácter.

En Hechos 27, aprendemos tres formas en las que no debes responder ante las pruebas:

  1. No vayas a la deriva. “El barco quedó atrapado por la tempestad y no podía hacerle frente al viento, así que nos dejamos llevar a la deriva” (Hechos 27:15 NVI). La nave que transportaba a Pablo y a los otros prisioneros a Roma estaba en medio del mediterráneo y no habían visto el sol por catorce días, así que no pudieron hacerle frente al viento y se dejaron llevar a la deriva.

    Cuando ellos enfrentaron la dificultad, algunas personas comenzaron a dejarse llevar por la vida. Sin metas, propósito, ambición, o sueño para sus vidas. Hoy, a eso le llamamos “Sobreviviendo”. El problema con esto es que estás yendo cuesta abajo. La vida no va de bajada. La vida es difícil. No pierdas tus ambiciones o tu sueño solo porque la vida es difícil.
  2. No Deseches. “Al día siguiente, dado que la tempestad seguía arremetiendo con mucha fuerza contra nosotros, comenzaron a arrojar la carga por la borda” (Hechos 27:18 NVI). Los hombres a cargo necesitaban aligerar la nave, así que comenzaron a tirar la carga, luego los aparejos y la comida. Fueron desechando cosas que necesitaban debido a que la tormenta empeoraba.

    Cuando estás en una tormenta y el estrés es inaguantable, comienzas a abandonar los valores y las relaciones que no dejarías en mejores tiempos. Dices: “Renuncio a mi matrimonio. Renuncio a mi sueño de ir a la universidad”.

    Dios dice, “¡Quédate en la nave!” por ejemplo, ¿Has hecho eso en tu matrimonio? ¿Has dicho, “El divorcio no es una opción para nosotros; haremos que funcione? Si no lo has hecho, siempre estarás tentado a desfallecer. Si no tiras esa llave, nunca desarrollarás el carácter que Dios quiere que tengas. Dios puede cambiar situaciones y personalidades. Él puede cambiarte. He aprendido de primera mano que nunca es la voluntad de Dios huir de una situación difícil. Dios quiere que aprendas, crezcas y te desarrolles, y él está ahí contigo todo el tiempo.
  3. No te desesperes. “Perdimos al fin toda esperanza de salvarnos” (Hechos 27:20b NVI). Después de catorce días en completa oscuridad y de haber tirado la carga, los aparejos y la comida, finalmente perdieron toda esperanza. Pero olvidaron una cosa: Aun en una tormenta, Dios está en control. Él no te ha abandonado. Tal vez no lo sientas, pero si te sientes lejos de Dios, ¿Adivina quién se movió?

Dios está contigo en la tormenta, y él te ayudará a atravesarla. Él quiere que demuestres que confías en él.

SUSCRÍBETE al canal YouTube de los sermones del Pastor Rick >>

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cómo demuestras que confías en Dios cuando estás en la tormenta?
  • ¿Qué situación difícil has esperado que Dios cambie?
  • ¿Cómo puede esperar Dios a que cambies, en lugar de esperar a que cambie tu situación? ¿Cómo responderías?

Give hope, prayer, and encouragement below. Post a comment & talk about it.

SIGN UP FOR PASTOR RICK’S FREE DAILY HOPE DEVOTIONAL

SIGN UP FOR DAILY HOPE DEVOTIONAL